jueves, 28 de abril de 2011

Retratar la realidad sin intervenir he aqui la cuestion , El caso de Kevin Carter

En la reseña de ayer sobre el genial film Felinos de Africa se perfilaba sutilmente un segundo tema de reflexion al cual preferí darle un trato particular en un post aparte para no desvirtuar la reseña del film de Disney Nature
Sin caer en spoilers del film en varios momentos del mismo el camarografo nos hace testigos de escenas de extrema crudeza real  ( no visual , porque ese aspecto se encuentra muy cuidado) sin intervenir en el ciclo de los eventos.
Y eso me llevó a recordar el caso mas emblemático de la no intervención de un cronista gráfico en los eventos que cubre , que es el caso de Kevin Carter y su famosa foto


Cuenta la historia que Kevin esperó horas enteras que el animal abriera sus alas ,pero viendo que el mismo no lo hacia se decidió por esta toma . El joven  ya tenia mucha experiencia como cronista fotográfico habiendo tomado retratos de enfrentamientos enmarcados en los duros combates del sistema del apartheid en sudafrica  ,formando con otros colegas el grupo de trabajo que sería conocido como Bang Bang Club .
Cuando Kevin obtuvo esta foto la vendió inmediatamente al New York Time quien la publico el 26 de marzo de 1993 y fue tal la repercusión en el publico que la redacción se vio inundadas de cartas que simplemente se desesperaban por conocer el destino final de la niña . 
Y esto puso de frente a Kevin con la realidad mas dolorosa : fue tal su desesperacion por obtener la toma perfecta que logro abstraerlo totalmente de la situación reflejada y así fue que obtenida la misma se alejó sin mas preocupaciones ( aunque es necesario aclarar que la niña se encontraba en un campo de refugiados , lo que puede verificarse por la pulsera blanca que tiene en su mano)
Dieciocho años después se descubriría la verdadera historia sobre la suerte de esta niña quien sobrevivio a la hambruna reflejada en la foto pero moriría transcurridos cuatro años debido a la fiebre
En medio de la polemica levantada por la toma y sus consecuencias llegó la noticia mas inesperada para Kevin  había ganado el Pulitzer por esa foto !
Sus palabras al enterarse de su premiación fueron : “Es la foto más importante de mi carrera pero no estoy orgulloso de ella, no quiero ni verla. La odio. Todavía estoy arrepentido de no haber ayudado a la niña”. 
Incluso existen otras fotografías similares sacadas en el campamento que muestran que los niños dado el alto grado de desnutricion no podian incorporarse  por si mismos y esta es la razon de que su cabeza este apoyada en el suelo y la presencia de los buitres se debe al estercoliero que estaba cercano a donde se encontraban los refugiados . Tal es el caso de la fotografía obtenida por Luis Davilla en la misma locación y para la misma epoca aproximada
Poco tiempo después de logrado este premio ,  la muerte de uno de sus mejores  amigos y miembro del Bang Bang  Ken Oosterbroek en medio de un enfrentamiento que se hallaba cubriendo sería el ultimo golpe que Kevin Carter podría soportar .

Kevin Carter estacionaria su auto en un descampado en el cual jugaba de niño , y escuchando música e inhalando el monoxido de carbono de su auto se suicidaría . 

Algunos pasajes de su carta de suicidio nos explicitarían que la abstracción total por parte del cronista , rara vez es posible totalmente : Estoy afectado por los recuerdos de personas matándose, hambre, dolor, niños heridos, contra los policías y los asesinos… Me voy con Ken si tengo suerte”.
La idea de este post de ninguna manera es juzgar el accionar del crónista desde la comodidad que nos proporciona la distancia de  ese infierno , sino el plantearnos como espectadores cual es la reacción que genera en nosotros la cámara cuando es testigo mudo de realidades que por definición nos son incomodas , que opinan al respecto?

11 comentarios:

  1. Muy impresionante! no sé si me animo a tanta realidad, sobre todo cuando cosas similares están tan cerca de nosotr@s, verdad? Buenísima reseña, pero no es para cualquiera, amiga!
    Besitos miles:>

    ResponderEliminar
  2. hola Maru, que tema para debatir...
    creo que estos fotografos muchas veces no se daban cuenta de lo que presenciaban por el afán de retratar una escena, hay que ser muy valiente y corajudo para estar en esas situaciones y que no te afecten...pero parece que no todos los fotografos son iguales, y al final, no todos lo pueden soportar.....

    ResponderEliminar
  3. Yo esto lo veo como cuando un medico atiende a un niño con cancer, no se pone a llorar al lado de los padres, pq es su trabajo y no puede permitir q esto socave su integridad... Esa foto fue durisima, la pase por alto rapidamente, me resisto a torturar mi alma con semejante exposicion de dolor. Un post ejemplar, Mari, una historia durisima. No quiero imaginarme lo q ha sido la vida de ese hombre, es mas, entiendo su suicidio: fue demasiada realidad! Bss PAULA

    ResponderEliminar
  4. Qué buen tema planteaste, Marisa, y con qué calidad.
    No conocía la historia de vida de este fotógrafo, sí la primer foto, que es terrible... Cuántas paradojas, el éxito a cualquier precio por un lado, el dolor extremo y la indignidad humana por otro, al menos que tanto dolor nos sirva para reflexionar que todo tiene un límite, y si no lo sabemos reconocer, corremos el riesgo de que nos lo marque la propia sensibilidad...
    Felicitaciones por este post.
    Vilda

    ResponderEliminar
  5. que difícil el post de hoy Mari... es duro ver las imágenes pero sabemos que tarde o temprano eso se borra de la mente. El pobre Kevin Carter no intervino en el momento pq se abstrajo en su labor pero la mayoría de nosotros no intervendremos porque estas imágenes como tantas otras de la realidad circundante se han naturalizado de manera tal que forman parte de la vida cotidiana. Si la memoria no me falla creo que era Susan Sontag la que hablaba de "disparar" al capturar una imagen y este acto literalmente mata la realidad y la torna artificial, y como tal la tomamos como artificio como producción intencionada y lo asimilamos de manera que no nos hiera... sospecho que es un mecanismo de defensa.
    Siempre genial lo tuyo. Beso!

    ResponderEliminar
  6. MUY BUEN POST,Marisa!!!!!! Parece que la palabra del dia es REFLEXION...
    La foto?? una hermosa y explicita representacion de la realidad. La realidad es durisima, en estacion Retiro, Villa 31 (juego futbol dentro de la Villa) se ven cosas aun peores y estamos DENTRO de Capital... Está en quien quiera abrir o cerrar los ojos ante esas situaciones, pero la realidad SIN LUGAR A DUDAS, ES UNA SOLA...

    Felicitaciones por tan hermoso trabajo, Marisa.

    Mensaje para el fotografo: Donde estés, bancátela... vos elegiste tu carrera de fotografo... te pagaban y te premiaban por eso... y te suicidas???? Kevin, otra muestra mas que este Mundo NO es para cobardes...

    ResponderEliminar
  7. Me genera mucha angustia leer esto. Muchas veces pienso que la profesión que amo es una de las más tristes: tener que dar malas noticias. A veces el periodismo es tan triste y cruel que me parece idiota quererlo tanto...

    ResponderEliminar
  8. HUMBERTO R. CARIOLO28 de abril de 2011, 17:40

    DESGRACIADAMENTE ESTA IMAGEN ME TORTURA DESDE HACE MUCHO TIEMPO, Y ME DUELE MUCHO SABER QUE HABITAMOS UN MUNDO DONDE MUCHOS FESTEJAN UNA ESTÚPIDA BODA REAL, LOS GREMIOS COMPRAN HOTELES CINCO ESTRELLAS, LOS GOBIERNOS REGALAN PC. MIENTRAS QUE MUCHOS CHICOS MUEREN DE HAMBRE Y OTROS SON LOS BUITRES QUE OBSERVAN, PUDIENDO HACER TANTO SIN HACER NADA. ME HAGO CARGO DE LA PARTE DE CULPA QUE ME CORRESPONDE, SI TODOS HICIÉRAMOS ALGO, TAL VEZ ALGO SE HARÍA, PERDÓN PERO NO PUEDO DECIR ALGO LINDO, NO LO ENCUENTRO.

    ResponderEliminar
  9. Que post de hoy Marisa!! realmente me toco el coracion!!! beijos amiga

    ResponderEliminar
  10. Qué post el de hoy Mari! la primera imagen es desgarradora!

    ResponderEliminar
  11. Hola Marisa! Pasaba a contestarte un comentario que dejaste en mi blog(de las sombras Bebe) y me encontré con este post brutal e interesantísimo. Soy amante de la fotografía en todos sus géneros y puedo apreciar este tipo de imágenes pero me provocan sentimientos encontrados. Muchos dicen(con algo de razón)que es un simple retrato de la realidad tal cual es. Pero éste es el principal dilema de la fotografía periodística, ¿una foto aun duplicando lo que ven los ojos, representa la realidad objetivamente? En mi opinión no, ya que esa realidad está manipulada desde el momento en que dejamos de intervenir, parte de esa realidad es que habia alguien mirando que eligió dar la espalda. Es extremadamente cruel especular con una situación así y existen taaantos casos. A su vez es una forma de concientizar, en fin es muuuuy complejo jaja. Muchas gracias por el dato que me pasaste, me alegraste el día y ahora me lo arruinaste, jajajaja no mentira, en serio gracias y muy bueno tu blog, saludos!

    ResponderEliminar

Cariolitos dicen

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.